jueves, 14 de abril de 2011

PARA TI PAPÀ...


Pensando que un día
hace tan sólo unos años
mi Padre me llevaba de la mano,
y compartía conmigo
la experiencia de ir a la escuela.

Pensar que su protección
me bastaba para seguir
y su amor era mi impulso,
el sosten en mi vivir.

Hoy siendo ya adulta,
y lejos de él,
me doy cuenta que lo sigo necesitando,
su protección, su amor, su dedicación.

Pero al mismo tiempo,
soy el reflejo de su existencia,
me formó con la capacidad
de lograr mis sueños,
con la vitalidad necesaria
para no desmayar.

Y es que mi querido Padre,
cuando camino por la calle,
y veo la imagen de un papá cariñoso
llevando de la mano a su pequeña hija,
TE EXTRAÑO MÁS...
y quisiera que esos momentos
se repitieran...

Pero a travës de éstas líneas
quiero expresarte lo MUCHO QUE TE AMO PAPÁ


Con cariño:
Karla Rugel